Academia

El Paradigma Educativo del CCC Puntarenas.

Extrayéndose de nuestro dossier informativo:
“Los Colegios Científicos (CCC), son Colegios públicos, gratuitos, preuniversitarios, en los cuáles se estudia en forma muy intensa con énfasis en matemáticas, física, química, biología e informática. Funcionan en las Universidades debido a la necesidad del uso de los laboratorios de química, física, biología, idiomas, y cómputo, por ser más especializados. Todas las nueve sedes conforman al Sistema Nacional de Colegios Científicos de Costa Rica o SNCCCR.” (Universidad de Costa Rica, 2014)
En general, los profesionales que laboran en la sede Puntarenas del CCC mayormente trabajan con el paradigma constructivista. Sin embargo, podríamos decir que tenemos una combinación de paradigmas siendo nuestro sistema de corte ecléctico. Los profesores traslapan las actividades academicistas tradicionales con actividades de educación invertida de carácter constructivista para inculcar en el estudiante el razonamiento crítico, a como lo menciona Prensky (2003).
 
Nosotros nos hemos enfocado a brindar al estudiante un extra al incluir en nuestras lecciones una alternativa con carácter formativo preuniversitario. Esto, siendo común el uso de actividades de corte constructivista en laboratorios, actividades interdisciplinarias, la educación ambientalista y trabajo de campo en giras para reforzar el conocimiento que los discentes adquieren en este proceso. Esto lo traslapamos a las ideas del pensamiento de la educación tipo STEM o Science, Technology, Engineering and Mathematics o Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas en español a como explica el Departamento de Educación de los Estados Unidos de Norteamérica (2015)

A grandes rasgos, partimos de la premisa de otorgar a los y las discentes actividades innovadoras que sobrepasen la experiencia academicista propio del sistema académico tradicional. Con esto, logramos trabajar en el estudiante la parte psicológica, del conocimiento y de balanceo de cargas emocionales. Desde nuestra experiencia hemos descubierto que dichas actividades liberan las cargas de los estudiantes al cederles un espacio diferente en donde se divierten mientras aprenden nuevos conocimientos. 

En esencia, nuestra propuesta es completamente alternativa, donde nuestro interés es el de motivar a los estudiantes a través de diferentes actividades fuera del esquema tradicional educativo, para empoderarlos en un campo que resulta un tanto obscuro para los estudiantes que no han sido impulsados a pensar críticamente y fuera de la caja en situaciones donde son exigidos a hacerlo. Esto requiere de habilidades y competencias únicas como la resiliencia y el trabajo en equipo, mismos que los estudiantes no han potenciado en años anteriores y que nosotros logramos extraer a través de las experiencias que viven en nuestra sede. 

Alumnado y su Procedencia.

Con el pasar de los años, la consigna de brindar esta alternativa a la gran provincia de Puntarenas y de parte de la de Alajuela nos ha llevado a elaborar planes estratégicos para buscar talentos en zonas tanto cerca como alejadas a nuestro colegio. No es un secreto que vamos a buscar a estudiantes de colegio rurales que tengan la convicción de ir más allá y apostar por una educación científica de alto nivel. Nuestro deber es de llevar la información a la mayoría de los estudiantes que no tiene acceso a la información por canales tradicionales.
Estos trabajos de “scouting” democratizan el acceso a nuestro sistema, ya que con estas giras hacemos llegar más lejos nuestro compromiso de educación científica. Y, además cedemos a los estudiantes de zonas alejadas con limitantes altas de tener acceso a un futuro profesional digno. Uno en el cual pueda desarrollarse en un ambiente diferente al que está acostumbrado. En nuestro quehacer hemos recibido a 386 estudiantes de colegios urbanos y públicos. De los cuales se han graduado 48 de zonas altamente alejadas como Santa Teresa y Cóbano en la región peninsular de Puntarenas, o de Cedral de Miramar de Esparza. Hemos admitido estudiantes que vienen de zonas conflictivas como Fray Casiano y Barrio Barranca de Puntarenas, más otros casos con historias duras de vida.

Se ha trabajado fuertemente en incluir más a los liceos rurales en estos últimos dos años. Sin embargo, el difícil acceso y en veces las condiciones en que los estudiantes vienen aquí en términos económicos hacen que piensen detenidamente el venir a aplicar el examen de admisión. Aunque, a pesar de estas limitantes, los estudiantes que provienen de dichas zonas se acoplan perfectamente al proceso y dan un salto estratosférico, demostrando una alta capacidad de resiliencia y de mejoramiento continuo en el tema académico.